EL CEREBRO SUPREMO DE MARTE

EL CEREBRO SUPREMO DE MARTE

Editorial:
BIBLIOTECA DEL LABERINTO
Año de edición:
Materia
Novela de ciencia ficción
ISBN:
978-84-92492-91-6
Páginas:
102
Encuadernación:
Rústica
19,00 €
IVA incluido
Disponible en 1 semana
Añadir a la cesta

Temas relacionados

Escribe Richard A. Lupoff, en su magnífico Edgar Rice Burroughs, que el luxemburgués Hugo Gernsback era un correcto, puntilloso, orgulloso y singular editor de ciencia ficción de espíritu prusiano. El americano Burroughs, en cambio, era un hombre rudo, robusto, sereno y grande como un oso. El uno mantenía un gran respeto por el rigor científico, mientras que el otro sentía una benevolencia desdeñosa por cualquier cosa que pudiera interponerse en el camino de una animada aventura.

Cuando los dos coincidieron, hacía ya doce años desde que Burroughs pasara a ser el excelentísimo señor Don Edgar Rice Burroughs. Es un historia muy conocida y muchas veces contada. Un arruinado Edgar encontró un empleo mal pagado en la Liga Antialcohólica Americana. Había tenido un segundo hijo y se había visto obligado a empeñar las joyas de su mujer y hasta su propio reloj. Su trabajo consistía en examinar los anuncios de periódicos y revistas, en particular de los pulps, así llamados porque sus páginas eran de pulpa de papel para abaratar su precio. Leyó en ellos muchos relatos y esto lo sé hacer yo, debió pensar, de modo que pasó a emplearse en una fábrica de sacapuntas para disponer de tiempo para escribir.

En los Estados Unidos solo había por entonces tres revistas en las que pudiera publicar, los magazines de Munsey. Se dice de Frank A. Munsey que era malo por los cuatro costados. En cita de Jacques Sadoul en La historia de la ciencia ficción moderna, a su muerte mereció este epitafio: «Aportó al periodismo de su época el talento de un charcutero, la ética de un usurero y el estilo de un empleado de funeraria». Sin embargo, la historia de la ciencia ficción americana hubiera sido otra sin él.

Dice Brian Ash que Edgar Rice Burroughs, que nació en 1875, es un autor conocido en todo el mundo y que en sí mismo es una categoría. Soldado de la Caballería de la Unión, buscador de oro, tendero y agente de la Ley, vivió de todas estas cosas (quizá algunas más) hasta que, en 1912, saltó a la fama con la publicación (bajo el seudónimo de Normal Bean) de su primera novela (en la revista All-Story Magazine): Bajo las lunas de Marte, que luego se conocería como Una princesa de Marte, el primero de los once volúmenes que conforman la llamada Serie Marciana. Del mismo año es la aparición en formato revista de Tarzán de los monos. Más interesantes que inspiradas, todas las obras de Edgar Rice Burroughs siguen tan vivas hoy como cuando se crearon. Este año se cumple el primer centenario de la primera novela marciana y nosotros, como no podía ser menos, nos unimos a la celebración con un año lleno de publicaciones ambientadas en los mundos de Burroughs.

Otros libros del autor