NUMERIO NEGIDIEZ: DE PROFESION, MOROSO

NUMERIO NEGIDIEZ: DE PROFESION, MOROSO

Editorial:
CÓMIC SALMÓN
Año de edición:
Materia
Listado completo Autores españoles
ISBN:
978-84-697-5278-4
Páginas:
48
Encuadernación:
Cartoné
15,00 €
IVA incluido
Disponible en 1 semana
Añadir a la cesta

En la Península Ibérica existe un tipo de deudor que no suele atender sus pagos: el morosus ibericus ; es decir, el caradura que ha hecho de la morosidad una actividad lucrativa. La Península se ha convertido en un ecosistema ideal para que vivan en perfectas condiciones una comunidad de morosos empedernidos, magníficamente adaptados al medio. El moroso profesional vive como un pachá, alega que no puede pagar porque es insolvente, pero muchas veces tiene más dinero que sus acreedores y no liquida sus deudas porque no le da la real gana. El moroso impenitente es un chupóptero económico, un auténtico parásito que ataca a las empresas y les causa daños importantes escapando así del esfuerzo, del trabajo y del riesgo que tienen que afrontar los agentes productivos. Este deudor recalcitrante es además un artista del fraude que se dedica a dar pufos de campeonato. Y los acreedores perjudicados se ven impotentes, ya que no podrán recuperar su dinero en los tribunales de justicia, porque el pufista no tiene ingresos ni activos embargables. El objetivo principal de este cómic es entretener y divertir al lector a través de una crítica social satírica de los morosos contumaces, pero también está pensado para informar al lector, por lo que introducimos en cada historieta nociones sobre derecho, historia, economía y finanzas. Este relato gráfico está pensado para la diversión del lector, pero también tiene el propósito de denunciar y censurar la conducta de los deudores incorregibles, ofreciendo informaciones de utilidad para los que venden a crédito a fin de que no caigan en las redes de un moroso profesional. Esta historieta gráfica deja al pufista al desnudo, explora el comportamiento de los deudores recalcitrantes, desvela su modus operandi y analiza los componentes de la morosidad bajo el prisma del humor. Este cómic es además un estudio crítico que realiza la deconstrucción del moroso consumado a partir de un proceso de disección de su naturaleza, descifrando su comportamiento y enseñando las partes más ocultas de su personalidad. Asimismo, este álbum de historietas satiriza al que contrae deudas sin la más mínima intención de reintegrarlas, al holgazán improductivo que vive del crédito del prójimo y que en el fondo es un parásito social.