COYOTE

COYOTE

Categoría:
< Genérica >
EAN:
8436589622326
Materia
Juegos Sociales
20,00 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Coyote es un divertido juego de cartas para toda la familia publicado originalmente en el año 2003. El diseñador del juego es Spartaco Albertarelli, creador de juegos como Dust o Dice Race. Del arte se ocupa una serie de ilustradores, entre los que podemos destacar Angélique Renier, Chiara Vercesi o Angelo Zucca, entre otros. Es un juego de bluffing (“faroleo”) para toda la familia, en la que los más pequeños de la casa disfrutarán de lo lindo. Coyote es un sencillo juego de faroleo en el que cada jugador recibe una carta y la muestra atada en su frente con una cinta. Esto genera situaciones muy divertidas en la mesa. Cada una de las cartas que se muestran tiene un número o un efecto; la gracia que tiene es que nosotros sabemos los valores de las cartas de nuestros rivales, pero no la nuestra. El objetivo del juego es adivinar cuántos indios se muestran en las cartas. Los jugadores van intentado adivinar el número de indios que creen que hay en juego, diciendo en voz alta una cifra. Cada número que dicen tiene que ser mayor que el anterior. Si en algún momento se descubre que te has pasado, pierdes. La gracia de Coyote es que existen cartas especiales que van cambiando la situación de la partida en la mesa de juego ¡Y nunca sabes cuál es la carta que tienes en tu frente! Coyote es un juego muy loco, con un ritmo trepidante y tremendamente divertido en el que jugamos con fuego en cada turno. El funcionamiento de Coyote es un juego muy sencillo de cálculo numérico en el que los jugadores intentan adivinar una cifra intentado que no sea un valor mayor que el número de indios que hay en la mesa. Para ello debemos contar el número de plumas en las cartas de todos los rivales de la mesa. Pero como no conoces el valor de tus plumas, deberás intentar adivinarlo de tal forma que al decirlo parezca que es verdad ¡Engaña a los rivales haciéndoles creer que lo que dices es verdad! Cuando un jugador cree que el anterior se ha pasado debe gritar ¡Coyote! En ese momento se descubre el pastel. Todo el mundo baja su carta y se cuentan las plumas. Si la persona que ha gritado ¡COYOTE! ha acertado, el que se ha pasado de número añade en su cinta una ficha de coyote. Si ha errado, el acusador será quien reciba una ficha de penalización. Cuando un jugador tenga tres fichas de coyote quedará eliminado del juego.